Siete razones de peso para escaparse a Benidorm fuera de temporada

    Cuando acaba el verano, llegan las lluvias y los termómetros empiezan a descender, son  muchas las personas que piensan en escapadas para huir del frío. Los trabajadores que no pudieron disfrutar de los meses vacacionales por excelencia o los pensionistas pueden ahora beneficiarse de grandes descuentos pero, evidentemente, no quieren  renunciar a sacarle el máximo partido a sus viajes. Benidorm, la ciudad de los rascacielos y las eternas vacaciones, constituye año tras año una opción ideal debido a su microclima y su increíble oferta de ocio y bienestar. Aquí te contamos algunas razones de peso para elegir Benidorm fuera de temporada.

    Temperaturas suaves todo el año

    Además de ser una ciudad mediterránea, Benidorm se encuentra rodeada de formaciones montañosas, que consiguen aislarla de los frentes fríos y la mayor parte de las lluvias. El otoño es una estación ideal para disfrutar de Benidorm, cuando las temperaturas medias oscilan sobre los 20 grados y ya se han ido los veraneantes. En invierno, las temperaturas suaves (13 grados de media) animan a realizar paseos al borde del del mar y ¿por qué no hacer un poco de gimnasia en la playa? Huesos y articulaciones lo agradecerán.

    Insuperable relación calidad-precio

    Benidorm contaba a finales del pasado año con más de 41.000 plazas hoteleras. La mayor parte de los establecimientos son de tres estrellas y presentan un excelente relación calidad-precio. Es en otoño e invierno cuando las ofertas son más competitivas y los operadores presentan jugosos paquetes a precios imbatibles, por lo que es el momento de alargar las estancias más allá de la clásica semana.

     

    Mar y playas

    Junto a la inconfundible silueta de rascacielos, las playas de Poniente y Levante marcan la fisonomía de Benidorm. Ambas están unidas por un kilométrico paseo marítimo. Entre ellas, se encuentra el Mirador del Castillo o Balcón del Mediterráneo, uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad y que ofrece unas vistas que no puedes perderte.

    Siete razones de peso para irte de vacaciones a Benidorm fuera de temporada

    Zonas verdes y parques

    El parque de L’Aigüera es el gran pulmón de Benidorm. Aquí, además de árboles y zonas verdes, se encuentran dos auditorios y zonas de actividades para adultos, así como bancos y mesas de picnic para descansar. También se celebran durante todo el año eventos culturales y musicales. Los paseos por esta zona al atardecer son perfectos para terminar el día.

    Increíble oferta de ocio

    En Benidorm no tendrás tiempo para el aburrimiento, aunque viajes fuera de temporada. Cuenta con salas de conciertos y de espectáculos, multitud de bares y restaurantes, exposiciones y actos culturales, campos de golf e incluso una biblioplaya. Ubicada en la playa de Levante, en ella podrás leer la prensa o jugar al ajedrez, siendo la única que, sobre la arena, abre en España durante todo el año (excepto del 15 de enero al 15 de febrero). No en vano,  si hay algo por lo que destaca Benidorm fuera de temporada es por ser una ciudad vacacional que siempre se mantiene con vida. Tardes y noches suman a su impresionante oferta de ocio la apertura de numerosas salas de baile, con opciones para públicos de todas las edades. Algunas, además,  organizan talleres gratuitos para perfeccionar tus movimientos.

    Comercio y compras

    Te recomendamos dar un paseo por el casco viejo de la ciudad. En él te esperan interesantes lugares para visitar como la Iglesia de San Jaime y Santa Ana. Si nos acercamos a las calles principales, Gambo y el Paseo de la Carretera, llegamos a una zona peatonal y llena de vida. Aquí encontrarás tiendas con las marcas de ropa más conocidas, pequeños comercios, joyerías y heladerías. Podrás terminar en la zona de tapas, donde te recomendamos tomar un tentempié en cualquiera de sus bares.

     

    Pueblos próximos de visita obligada

    Si lo que te gusta es descubrir nuevos lugares y disfrutar del turismo cultural, no puedes pasar por alto que en las proximidades de Benidorm te esperan localidades de gran encanto. Ya sea por libre o en alguna excursión organizada, no puedes dejar de visitar la localidad de Altea, con su precioso casco antiguo, o Guadalest, espectacular pueblo medieval coronado por un castillo y considerado como uno de los pueblos más bonitos de España, donde, sin duda, te sorprenderán sus inverosímiles museos y sus preciosos comercios de artesanía. La Vila Joiosa (Villajoyosa) y sus características casas de colores, o Calp (Calpe), con su famoso Peñón de Ifach, son otras poblaciones que también merece la pena visitar. Las Fonts de l’Algar (Fuentes del Algar), en Callosa d’en Sarrià, ofrece un espectáculo natural único con sus cascadas y pozas.

    En definitiva, Benidorm te ofrece todo lo que le podrías desear para unas completas vacaciones en otoño e invierno. Si te hemos dejado con ganas de descubrir Benidorm fuera de temporada, puedes consultar nuestras ofertas para pasar unos días inolvidables en este enclave mediterráneo.

    Deja un comentario

    Reservas online:

    ¿Quieres recibir en tu email todas nuestras ofertas y promociones?

    Al enviar tus datos, confirmas que has leído y aceptas la política de privacidad